15 de noviembre de 2011

Avispas para Gran Bretaña


Church could have first women bishops by 2014



 Traducción: "La Iglesia [anglicana] podría tener sus primeras mujeres obispo para el 2014"
Rowan Williams, primado anglicano.


Este es el titular de un artículo que nos ofrece hoy el periódico "The Independent". Parece que la democracia está destruyendo poco a poco la "Iglesia de Inglaterra", aquella misma que se separó de la Iglesia católica por el capricho de un rey lujurioso. ¿La democracia, destruir? Y sí, se somete todo a voto:
The consecration of women as Church of England bishops is all but inevitable after a vote count across the country found overwhelming support for what is often described as "shattering the stained glass ceiling".
El periódico cita un sondeo realizado en los últimos 2 meses en las 44 diócesis de Inglaterra. Estos resultados indicarían que tan solo dos diócesis, la de Londres y la de Chichester, se opusieron a los nombramientos de las mujeres.
Only two dioceses – London and Chichester – have voted against the proposals, according to Women and the Church, which has spearheaded the decade-long campaign.

El Sínodo anglicano del verano pasado aprobó, aunque con polémicas, esta decisión. Para que se lleve a cabo y que se convierta en una ley es necesario que un nuevo Sínodo la apruebe y que el Parlamento dé su voto favorable. Haciendo cálculos, sería posible que la primera mujer "obispo" sea ordenada dentro de tres años.

Como hace notar el medio escrito británico, "los resultados muestran cuán marginada ha quedado la minoría de anglicanos tradicionales y evangélicos opuestos a las mujeres obispos".
The results show how marginalised the minority of traditional and evangelical Anglicans who are opposed to women bishops have become.
Tal como nos recuerda infoCatólica, hasta ahora las ordenaciones episcopales de mujeres en la comunión anglicana han tenido lugar fuera de la "iglesia" madre del anglicanismo. La medida supondrá un paso más en la separación de los anglicanos de la Iglesia católica y las iglesias ortodoxas, que no aceptan ni aceptarán nunca la ordenación de mujeres.
Comenatrio de Schlomo:
Pues sus obispas se volveran avispas:
"Me rodeaban como avispas, ardiendo como fuego en las zarza: en el nombre del Señor las rechazé" (Salm. 117).
El origen histórico del anglicanismo ya les desautoriza de raíz. Estos son sus últimos extertores de una secta que agoniza por estar separada de la vid,que crece y se desarrolla en la Iglesia de Roma.

Esto, de hecho, me hace acordar a un artículo reciente publicado en Religión en Libertad titulado: 
«Dentro de 26 años no habrá nadie que frecuente las liturgias y la comunidad episcopaliana»

«Dentro de 26 años no habrá ninguno que frecuente las funciones litúrgicas y la comunidad episcopaliana», declaró un teólogo de esa denominación cristiana, David W. Virtue, tras la publicación de los resultados del «Episcopal Domestic Fast Facts Trends 2006-2010».
El artículo explica que por la "permisividad moral de las cambiantes normas episcopaliano-anglicanas", que tiene que ver con la teología progresista-liberal en alza en estos ambientes que se caracterizaban por su conservadurismo y tradicionalismo en tiempos pasados. Recordemos que el episcopalianismo es la rama estadounidense del anglicanismo británico.

Además enfrentan un gravísimo problema típico de las "iglesias" o comunidades eclesiales separadas de Roma, que es la falta de una autoridad (infalible) y un Magisterio que delinee la sana Doctrina. Por ello todo es sometido a votación y a la opinión de sus miembros. La opinión es enemiga de la Doctrina. Este problema radica mayormente en las creencias, según se evidencia aquí:

En julio de 2002, el Christian Research presentó el informe estadístico titulado «Cost of Conscience». En él se analiza las creencias del clero anglicano masculino y femenino tomando como punto de referencia las afirmaciones del Credo (idéntico al católico) rezado en los oficios anglicanos y episcopalianos.
 ¿Cuáles eran los resultados? En el Espíritu Santo cree un 77% de los «sacerdotes» anglicanos y el 74% de las sacerdotisas; en Dios Padre cree el 83% de los «sacerdotes» y el 74% de las sacerdotisas; en la Trinidad cree el 78% de los «sacerdotes» y el 70% de las sacerdotisas.

En las referencias a Jesucristo los porcentajes son más contrastantes: el 53% de los «sacerdotes» cree que Jesús es el único camino para ser salvado mientras que las sacerdotisas sólo lo creen en un 39%; ¿Jesús nació de una madre virgen? El 33% de las sacerdotisas lo creen mientras que los clérigos varones opinan lo mismo en un 58%. Sobre la resurrección de Jesús sólo el 68% de los «sacerdotes» anglicanos y el 53% de las sacerdotisas, lo creen.
No voy a pasar todo el texto del artículo, aunque ya he citado gran parte del mismo (pueden leerlo completo en el sitio ya citado), pero las estadísticas confirman que esta pseudo-iglesia se está desintegrando. por decirlo finamente. 
«Tomando como referencia la participación en las celebraciones dominicales, a partir de 2006 la comunidad ha perdido en promedio 25,798 fieles, llevando el total de miembros episcopalianos practicantes a 657,831 en 2010». Y agrega L´Osservatore Romano: «La porcentual de participación en las funciones dominicales de la comunidad anglicana ha disminuido en 23% desde el año 2000. Con un total de 1,951,907 en 2010, los episcopalianos han alcanzado la tasa más baja de pertenencia a la comunidad».
 ¿La buena noticia? Los desertores episcopalianos -que todavía creen- y se la ven venir cada vez peor, son los que ahora llenan las parroquias católicas estadounidenses.

1 comentario:

  1. Diez siglos de cisma hicieron mucho daño en Oriente, pero su situación es mucho mejor que la del anglicanismo. Porque el anglicanismo profanó su sacerdocio ministerial. ¡Rechazaron el mejor regalo que tenían!
    Por eso Dios viene mostrando, desde hace 160 años, que el buen anglicano se hace católico; y no hay otra vuelta que darle. Ya no son sólo algunos pocos sacerdotes como Newman que cada tanto se pasan a La Iglesia: todo aquél que se toma la religión en serio se hace católico.
    Si le hubieran dicho a la reina Victoria que iba a existir una Duquesa o un Primer ministro católicos, ¡se moría!

    Me gusta que pase esto. Así ya no hay más confusión, y los que son de la Verdad se acercan a la Verdadera Luz.

    ResponderEliminar

Se agradecen los comentarios firmados. Los que ofendan la sensibilidad religiosa, las buenas costumbres o el buen gusto del administrador, quedarán en revisión.