29 de diciembre de 2010

Vestimenta del Monaguillo

Ornamentos litúrgicos - III
Las vestimentas del monaguillo

Aunque el término acólito se usa también para referirse a quienes ayudan en el altar sin haber sido instituidos, las expresiones "monaguillo" o "servidor del altar" son más precisas, para evitar confusiones. Es habitual que el ministerio del altar sea ejercido por niños, llamados en este caso monaguillos, con la única diferencia de que éstos no pueden dar la comunión, por su edad. El hecho de que sea lo habitual no significa que sea un ministerio para niños, sino que puede ejercerlo sin institución cualquier cristiano que ha recibido la primera comunión. La institución del ministerio es sólo para varones que completaran la iniciación católica.

El Sacerdote le entrega los ornamentos de acólito a un niño.

La palabra monaguillo proviene de monjes pequeños, en Italia son conocidos como chierichetti o pequeños clérigos y en Alemania ministrantes. Se prefiere la palabra acólito, reservando el vocablo "monaguillo" para los ministros extraordinarios o de hecho, es decir que no han sido nombrados solemnemente y no pertenecen a un "colegio" de acólitos o que ejercen estas funciones de forma esporádica.

Los monaguillos son acólitos "de hecho”, que sin haber sido instituidos en el ministerio de acólitos, lo ejercen más o menos establemente en las celebraciones con fieles.

Las funciones que estos monaguillos pueden desempeñar son:
-Atender al servicio del altar.
-Ayudar al obispo, al sacerdote y al diácono.
-Prestar su servicio en las diversas procesiones, por ejemplo con la cruz, los cirios, el incienso o el Misal.
-Atender en el ofertorio a la recogida de los dones.


El acólito (del griego ἀκόλουθος akolouthos, «el que sigue» o «el que acompaña») es un ministerio de la Iglesia cuyo oficio es ayudar al Diácono cuidando del servicio en el altar y ayudando al Sacerdote durante las celebraciones litúrgicas, especialmente en la Santa Misa.

-Acólito (al servicio del altar): dentro de todos los cometidos para los que el acólito está autorizado el más propio y específico es el del servicio al altar. Es el más complejo por las rúbricas propias de la Misa y de otros oficios litúrgicos.



-Acólito turiferario: El acólito turiferario (el portador del incensario) es uno de los acólitos más dinámicos dentro de la celebración de la Santa Misa. Viste túnica con sobrepelliz o alba con cíngulo. 
El incensario se llama también turíbulo, del griego thus, que significa incienso.



-Acólito ceroferario y crucifero: En la procesión de entrada los ceroferarios son dos, que se colocarán a derecha e izquierda del acólito crucífero (portador de la cruz). Van inmediatamente detrás del turiferario y portador de la naveta, que siempre abren marcha.


Cruciferario al medio (cruz procesional arzobispal)

En ocasiones muy solemnes los acólitos pueden ir revestidos encima del alba con una tunicela. La tunicela es una vestimenta más pequeña, más corta que la dalmática. También pueden llevar muceta o bonete, de acuerdo a las usanzas de la parroquia, colegiata, cofradía, etc.



Monaguillos del Prendimiento



También hay otras clases de acólito: lector, portero, cantores, asistentes de organista, asistentes de prelados (obispos o dignidades presentes), etc.

Monaguillos con bendicional y báculo.


2 comentarios:

  1. excelente articulo, yo soy turiferario y me alegra que se publiquen articulos interesantes como este
    saludos desde colombia
    Dios los Bendiga

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gusto mucho este articulo, yo soy acolito al servicio del altar y me gusta mucho estar ahi en presencia, Mando muchos saludos desde Veracruz-México esperando poder encontrar más aticulos como este. Bendiciones*

    ResponderEliminar

Se agradecen los comentarios firmados. Los que ofendan la sensibilidad religiosa, las buenas costumbres o el buen gusto del administrador, quedarán en revisión.