16 de octubre de 2014

La entrevista a Kasper (transcripción)

Traducimos a continuación la declaración de Edward Pentin en respuesta a la entrevista del cardenal Kasper, que ahora el cardenal niega haber hecho.
En respuesta a la declaración de Su Eminencia el Cardenal Kasper, negando haber dado la entrevista que apareción en Zenit el miércoles 15 de octubre, formulo la siguiente respuesta:
"Su Eminencia el Cardenal Walter Kasper nos habló a mí y a otros dos periodistas, uno británico, la otra francesa, alrededor de las 19:15 del martes, al salir del salón del Sínodo.
Transcribí la grabación de nuestra conversación, y mi iPhone, en el cual grabé el intercambio, estaba visible. Me presenté como periodista del [National Catholic] Register, y los otros se presentaron como periodistas. Por tanto me figuré que la entrevista era pública y Su Eminencia parecía contento de hablarnos. Al final publiqué la entrevista completa en Zenit y no en el Register. Zenit quitó el artículo el jueves en respuesta a la negación del cardenal Kasper.
Su Eminencia no hizo comentario alguno de que no quisiera publicadas sus palabras. Depende del contexto, pero normalmente en tal situación los comentarios son considerados públicos a menos que se pida lo contrario.
La grabación puede ser descargada abajo. Un par de preguntas vinieron de los otros dos periodistas y los incluí como parte de esta entrevista. Algo de la calidad del inglés ha sido mejorada para la publicación."
[El audio está en inglés en el sitio web del periodista].

Transcripción de la entrevista


-Su Eminencia, ¿cómo va todo en el Sínodo?
Todo está tranquilo ahora. Esta mañana estaba un poco en llamas, pero por supuesto, eso es por ustedes, ¡los periódicos!

-Ayer se nos dijo que el "espíritu del Vaticano II" estaba en el sínodo. ¿Está de acuerdo con esto?
Éste es el espíritu del Concilio, eso es muy verdadero.

-¿Ha visto algún movimiento sobre el divocio y la cuestión de "los vueltos a casar"?
Esperaba que hubiera alguna apertura y creo que la mayoría está a favor. Esa es la impresión que tengo, pero no hay voto. Pero creo que quedará alguna apertura [por suceder]. Quizás también quede para la próxima parte del sínodo.

-¿Ha visto crecer la oposición a sus propuestas en los últimos días?
No. En la primera parte del sínodo vi una mayoría creciente a favor de una apertura. Lo vi --pero es más una sensación. No hubo voto; habrá voto pero no todavía.

-¿Sabe cuál es la visión del Santo Padre al sínodo y cómo está yendo, en ese sentido?
No ha dicho --él ha estado en silencio, ha escuchado muy cuidadosamente pero es claramente lo que quiere y eso es evidente. Quiere a una gran parte del episcopado con él, y lo necesita. No puede hacerlo en contra de la mayoría del episcopado.

-¿Hay alguna impresión de que él esté tratando de empujar las cosas en esa dirección?
Él no empuja. Su primer discurso fue libertad: libertad de expresión; todo el mundo debería decir qué piensa y qué se le pasa por la cabeza, y esto fue muy positivo. Nadie está preguntando ¿qué pensará el Santo Padre de esto?, ¿qué cosas puedo decir? La libertad de expresión ha estado muy viva aquí en este sínodo, más que en los otros.

-Se ha dicho que agregó cinco reportadores especiales el viernes, para ayudar al reportador general, el cardenal Peter Erdo. ¿Esto es porque él está tratando de empujar las cosas de acuerdo a sus deseos?
No veo que eso esté pasando en la cabeza del Papa. Pero creo que la mayoría de esas cinco personas son gente abierta que quiere seguir con esto. El problema, también, es que hay diferentes problemas de los diferentes continentes y las diferentes culturas. África es totalmente diferente a Occidente. También los países asiáticos y musulmanes, son muy diferentes, especialmente sobre los gays. No puedes hablar de esto con africanos y gente de países musulmanes. No es posible; es un tabú. Para nosotros, decimos que no debemos discriminar; no queremos dicriminar en ciertos aspectos.

-¿Pero los participantes africanos han sido escuchados en lo referido a esto?
No, la mayoría de ellos [que sostienen estos puntos de vista no hablarán del tema].

-¿No han sido escuchados?
En África, donde es tabú, por supuesto [que sus visiones son escuchadas].

-¿Qué ha cambiado, para usted, en cuanto a la metodología de este sínodo? (pregunta de la periodista francesa)
Creo que al final debe haber una línea general en la Iglesia, un criterio general, pero entonces las cuestiones de África no podemos resolverlas. Debe haber espacio también para las conferencias episcopales locales para resolver sus  problemas, pero diría que con Áfrcia es imposible [para nosotros resolverlo]. Pero no deberían decirnos mucho qué debemos hacer.

-Hay mucha preocupación sobre su propuesta.
Sí, sí, hay mucha.

-La gente dice que está causando muchísima confusión entre los fieles, y la gente está preocupada. ¿Qué dice a esto?
Yo sólo puedo hablar de Alemania, donde una gran mayoría quiere una apertura en el divorcio y en la "vuelta a casarse". Lo mismo en Gran Bretaña, está en todos lados. Cuando hablo con laicos, también los ancianos que han estado casados por 50, 60 años, nunca han pensado en divorcio, pero ven el problema en su cultura, y así toda familia tiene un problema estos días. El Papa también me dijo que [tales problemas existen] también en su familia, y él ha mirado al laicado y ha visto que la mayoría está por una apertura razonable, responsable.

-Pero la gente siente que la enseñanza de la Iglesia está siendo minada por su propuesta, si prospera; que está deshaciendo 2000 años de enseñanza de la Iglesia. ¿Cuál es su visión sobre esto?
Bueno, nadie está poniendo en cuestión la indisolubilidad del matrimonio. No creo que sea una ayuda para la gente, pero si miras a esta palabra de Jesús, hay diferentes evangelios sinópticos en diferentes lugares, en diferentes contextos. Es diferente en el contexto judeo-cristiano y en el contexto helénico. Marcos y Mateo son diferentes. Ya había un problema en la era apostólica. La Palabra de Jesús es clara, ¿pero cómo aplicarla en contextos complejos, en situaciones diferentes? Es un problema que tiene que ver con la aplicación de esas palabras.

-¿La enseñanza no cambia?
La enseñanza no cambia pero se la puede hacer más profunda, puede ser diferente. También hay cierto crecimiento en la compresión del Evangelio y la doctrina, un desarrollo. Nuestro famoso cardenal Newman había hablado sobre el desarrollo de la doctrina. Esto tampoco es un cambio sino un desarrollo sobre la misma línea. Por supuesto, el Papa lo quiere y el mundo lo necesita. Vivimos en un mundo globalizado y no puedes gobernar todo desde la Curia. Tiene que haber una fe común, una disciplina común, pero una diferente aplicación.

15 de octubre de 2014

GhostBusters responden a los fantasmas sinodales


Casper Misericordiero y otros fantasmas sinodales...

El Equipo GhostBuster


Cardenal Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe: “El documento preliminar del sínodo es indigno, vergonzoso y completamente equivocado”.

Cardenal Burke, Prefecto de la Signatura Apostólica: “El documento carece de una base sólida en las Sagradas Escrituras y en el Magisterio”.

Cardenal Wilfrid Fox Napier, arzobispo de Durban, “El documento es virtualmente irredimible”.

Mons. Gadecki, Presidente de la Conferencia Episcopal Polaca: “El documento es inaceptable”.

14 de octubre de 2014

Burke: Relatio y un necesario pronunciamiento papal

Traducimos a continuación un artículo sobre la opinión del cardenal Burke en relación al sínodo y la Relatio publicada.
El lunes, en una cándida entrevista, el cardenal Raymond Burke dio voz a las preocupaciones de muchos de sus hermanos en el Sínodo y de laicos católicos activistas de todo el mundo afirmando que la presentación pública del Sínodo había sido manipulada por los organizadores del Secretariado General.
Criticó fuertemente la "Relatio post disceptationem" (o "reporte tras el debate") de ayer, al cual el grupo católico laico Voz de la Familia ha calificado de "traición", diciendo que propone puntos de vista que los "fieles pastores... no pueden aceptar", y que traiciona una aproximación que "no es de la Iglesia". Llamó al Papa Francisco a formular una declaración en defensa de la enseñanza católica.
"A mi juicio, tal declaración es largamente esperada", le dijo a Carl Olsen del Catholic World Report. "El debate sobre estas cuestiones se ha estado llevando a cabo por al menos nueve meses, sobretodo en los medios seculares pero también a través de los discursos y entrevistas del cardenal Walter Kasper y otros que apoyan su posición".
"Los fieles y sus buenos pastores están mirando al Vicario de Cristo para que confirme la fe y práctica católica en lo concerniente al matrimonio, que es la célula fundamental de la vida de la Iglesia", agregó.
La relatio, dijo, propone puntos de vista que muchos padres sinodales "no pueden aceptar", y que ellos "como fieles pastores del rebaño no pueden aceptar".
El documento, entre sus propuestas más controversiales, se pregunta si "aceptar y valorar la orientación sexual [de los homosexuales]" puede estar alineada con la doctrina católica; propone permitir la comunión a los divorciados y "vueltos a casar" en una "base de caso por caso"; y dice que los pastores deberían enfatizar los "aspectos positivos" de las formas de vida que la Iglesia considera gravemente pecaminosas, incluyendo el segundo matrimonio civil tras el divorcio y la convivencia premarital.
"Claramente la respuesta al documento en cuestión que siguió inmediatamente a su presentación demostró que un gran número de padres sindoales lo encontró objetable", le dijo Burke a Olsen.
"El documento carece de sólidos fundamentos en las Sagradas Escrituras y en el Magisterio. En una cuestión en la cual la Iglesia tiene mucha riqueza y enseñanzas claras, da la impresión de que se está inventando una nueva enseñanza --la cual un padre sinodal llamó "revolucionaria"-- sobre el matrimonio y la familia. Invoca repetidamente y de forma confusa principios que no están definidos, por ejemplo, la ley de la gradualidad".
Burke lamentó que las intervenciones de los obispos no sean publicadas, mientras que el Secretariado General eligió publicar la controversial relatio, que fue concebida como un mero resumen provisional para la primera semana, y que estará bajo revisión de los padres esta semana.
"Toda la información concerniente al Sínodo es controlada por el Secretariado General del Sínodo que ha claramente favorecido desde el principio estas posiciones expresadas en la Relatio (...) de la mañana de ayer", dijo.
"Mientras las intervenciones individuales de los padres sinodales no se publican, la Relatio de ayer, que es meramente un documento de discusión, fue publicado inmediatamente y, me dicen, aún presentado en vivo. No hace falta ser un científico espacial para ver el enfoque en el trabajo, el cual ciertamente no es de la Iglesia".
Mientras los críticos de las intervenciones públicas de Burke en el sínodo lo han retratado como el representante de una facción, él fue elegido por sus hermanos obispos para moderar uno de los tres grupos anglófonos que discutirán la relatio esta semana.
Y para cerra, un video periodístico de Michael Voris. Es curioso cómo los cardenales en conferencia de prensa evitan una respuesta concreta a las preguntas puntuales del periodista.


13 de octubre de 2014

"Reporte Preliminar del Sínodo: Bienvenidos gays y uniones extra maritales"

Traducimos a continuación el artículo de Rocca de hoy sobre el documentos preliminar del sínodo:

Reporte preliminar del sínodo: bienvenidos gays y uniones extra maritales
Por Francis X. Rocca (CNS)
Con un lenguaje conciliatorio chocante sobre las situaciones contrarias a las enseñanzas de la Iglesia, el reporte oficial de la primera etapa del Sínodo de Obispos sobre la familia enfatizó llamados por una mayor aceptación y apreciación de católicos divorciados y vueltos a casar, parejas que conviven y homosexuales.
"Es necesario aceptar a la gente en su existencia concreta, saber cómo apoyar su búsqueda, animar el deseo de Dios y la voluntad de sentirse plenamente parte de la Iglesia, también en aquellos que han experimentado el fracaso o se encuentran en las más diversas situaciones" le dijo el cardenal húngaro Peter Erdo de Esztergom-Budapest al Papa Francisco y al sínodo hoy.
El cardenal Erdo, que como relator del sínodo tiene la tarea de guiar el debate y sintetizar sus resultados, dio un discurso de casi una hora que tomó lugar tras la primera semana del sínodo.
"Los homosexuales tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana", dijo el cardenal. "A menudo desean encontrar una iglesia que les ofrece un hogar acogedor. ¿Están nuestras comunidades en capacidad de hacerlo, aceptando y evaluando su orientación sexual, sin comprometer la doctrina católica sobre la familia y el matrimonio?".
La declaración representa un marcado cambio de tono en el tema para un documento oficial del Vaticano. Mientras que el Catecismo de la Iglesia católica llama al "repesto, compasión y sensibilidad" hacia los homosexuales, califica su inclinación como "objetivamente desordenada". Un documento de 1986 de la Congregación de la Doctrina de la Fe llamó a la homosexualidad una "tendencia más o menos ordenada hacia un mal moral intrínseco". En 2003 la congregación doctrinal declaró que el permitir la adopción en parejas del mismo sexo es "gravemente inmoral" y "significaría en realidad ejercer violencia en esos niños".
Mientras que el cardenal Erdo dijo que las uniones del mismo sexo presentan "problemas morales" no específicos y por tanto "no pueden ser consideradas en pie de igualdad" con el matrimonio tradicional, dijo que pueden ser ejemplo de "ayuda mutua al punto del sacrificio (que) constituye un apoyo precioso en la vida de los compañeros".
Puntualizó que la "iglesia presta especial atención a los niños que viven con parejas del mismo sexo, enfatizando que las necesidades y derechos de los pequeños deben tener siempre prioridad".
El cardenal dijo que "una nueva sensibilidad en el cuidado pastoral de hoy consiste en recoger la realidad positiva del matrimonio civil y... la convivencia", aunque ambos modelos se quedan coros en el ideal del matrimonio sacramental.
"En tales uniones es posible recoger auténticos valores familiares o al meno el deseo de ellos", dijo. "Todas estas situaciones deben ser manejadas de una forma constructiva, buscando transformarlas en oportunidades para caminar hacia la plenitud del matrimonio y la familia a la luz del Evangelio. Necesitan ser acogidos y acompañados con paciencia y delicadeza". 
De igual manera, dijo el cardenal, los divorciados y los vueltos a casar civilmente merecen un "acompañamiento lleno de respeto, evitando cualquier lenguaje o comportamiento que los haga sentir discriminados".
El cardenal Erdo notó que varios obispos apoyaron hacer el proceso de nulidad "más accesible y flexible", entre otras maneras, permitiendo que los obispos declaren nulidades matrimoniales sin requerir un juicio ante un tribunal eclesiástico.
Uno de los temas más discutidos en el sínodo ha sido una propuesta controversial del cardenal alemán Walter Kasper que facilitaría la recepción de la comunión a católicos divorciados y vueltos a casar civilmente, aún sin la nulidad de sus primeros matrimonios sacramentales.
El cardenal ERdo dijo que algunos mimebros del sínodo habían hablado en apoyo a las "presentes regulaciones", que admiten a tales católicos a comulgar sólo si se abstienen de relaciones sexuales, viviendo con sus nuevos compañeros como "hermano y hermana".
Pero el cardenal dijo que otros obispos de la asamblea favorecieron una "mayor apertura" a esas segundas uniones, en una "base de caso por caso, de acuerdo a la ley de gradualidad, que toma en consideración la distinción entre estado de pecado, estado de gracia y las circunstancias atenuantes".
Como ejemplo histórico de la "ley de gradualidad", que dijo que se considera en torno a los "varios niveles a través de los cuales Dios comunica la gracia del pacto a la humanidad", el cardenal citó las palabras de Jesús en el Evangelio de Mateo (19:8), según el cual "por la dureza de sus corazones, Moisés les permitió divorciarse de sus esposas, pero desde el principio no era así".
Las críticas a la propuesta del cardenal Kasper citan en común el versículo siguiente del Evangelio, en el cual Jesús declara que "aquel que se divorcia de su mujer (a menos que el matrimonio sea ilícito) y se casa con otra, comete adulterio".
En una conferencia de prensa que siguió a la sesión matutina del sínodo, el cardenal Erdo dijo que nadie en el sínodo había cuestionado la enseñanza de la Iglesia de que la prohibición del divorcio de Jesús aplica a todos los matrimonios sacramentales cristianos.
En la conferencia de prensa el cardenal Luis Antonio Tagle de Manila, uno de los tres presidentes de la asamblea elegidos por el Papa Francisco, dijo que el discurso del cardenal Erdo "no debe ser considerado como documento final del sínodo", sino un preliminar para discusiones posteriores, que concluyen el 18 de octubre.
Se supone que el sínodo no arrivará a conclusiones definitivas sino que establecerá la agenda para un sínodo mundial a llevarse a cabo entre los días 4 y 25 de octubre del 2015, que haraá recomendaciones al papa. El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del sínodo, anunció hoy que el tema del año próximo será "La vocación y misión de la familia en la iglesia y en el mundo moderno".