Es posible que esté habiendo inconvenientes en el acceso al blog a través de Google Chrome. Recomendamos utilizar exploradores seguros como Mozilla, Explorer o Safari. Disclaimer: estamos desvinculados de cualquier sitio infectado por malware.

29 de agosto de 2014

Iniciativa del Ordinariato: 'Exploration Day' para anglicanos

Dice el P. John Zuhlsdorf en su entrada "Pope Francis prays for success of initiative to convert Anglicans" ("El Papa Francisco reza por el éxito de la iniciativa para convertir anglicanos"):
A raíz de la decisión de la estatizada Iglesia de Inglaterra de tener "avispas" [wyshyps en el original en inglés] (mujeres obispo), el Ordinariato Nuestra Señora de Walsingham estableció un "Día de Exploración".
Ustedes saben que el Ordianriato fue creado de acuerdo a las previsiones del Papa Benedicto XVI en la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus para los anglicanos que quieren ser católicos y quieren retener sus costumbres, liturgia, etc.
Benedicto XVI es, por supuesto, el Papa de la Unidad Cristiana.
Los anglicanos tienen un verdadero hogar en la Iglesia católica.
Recién leí este comunicado de prensa del Ordinariato:
 
Comunicado de prensa del Ordinariato Personal de Nuestra Señora de Walsingham para emisión inmediata
El Papa Francisco por el éxito del Día de Exploración del Ordinariato
El Papa Francisco ha dicho que está rezando por el éxito del venidero Día de Exploración del Ordinariato Personal de Nuestra Señora de Walsingham "Llamado a ser uno" que se ha planeado con el objetivo de incrementar la comprensión del propósito del Ordinariato y el llegar a aquellos que se puedan sentir llamados a unirse.
La misiva fue entregada en una carta del Nuncio Apostólico en Gran Bretaña, Mons. Antonio Mennini, a Mons. Keith Newton, el Ordinario del Ordinariato.
El texto completo de la carta de Mons. Mennini dice así:
"A pedido de la Secretaría de Estado, se me ha pedido informarle que el Santo Padre Francisco, al tomar conocimiento del día nacional de exploración titulado "Llamado a ser Uno", organizado por los diversos grupos del Ordinariato de Nuestra Señora de Walsingham y que tendrá lugar el sábado 6 de septiembre de 2014, les envía sus buenos augurios y oraciones para un evento exitoso e inspirador. El Santo Padre les imparte cordialmente su Bendición Apostólica a todas aquellas personas que están participando de diferentes modos de este significativo evento para la promoción y presentación de la Fe católica y el Evangelio en Gran Bretaña".
El nuncio concluye con sus propios buenos deseos en la oración para un día exitoso.
La benidición del Papa Francisco en el día de la exploración y las palabras de aliento de Mons. Mennini siguen a una declaración de bienvenida por la iniciativa del Cardenal Vincent Nichols. En su rol como Preseidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales, el cardenal dijo: "el Ordinariato enriquece a la Iglesia católica con aspectos católicos de la hermosa herencia y cultura del patrimonio anglicano y hace avances en la causa de la unidad que debe ser el deseo último de toda actividad ecuménica... Les deseo todo el éxito en esta iniciativa. Espero que atraiga a muchos interesados".
La semana pasada Mons. Newton invitó cálidamente a todos aquellos que están interesados en el Ordinariato a asistir al día de la exploración "sea porque estén considerando su futuro o porque quieran ver más de lo que somos y de lo que hacemos". La invitación de Mons. Newton vino en respuesta a la decisión del Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra de permitir que las mujeres sean ordenadas obispos. En la misma declaración Mons. Newton dijo que aunque esa decisión fue una muy feliz para muchos dentro de la Iglesia de Inglaterra, hizo innegablemente más difícil la situación a aquellos dentro de la Iglesia anglicana que todavía esperaban la unidad con Roma.
El Ordinariato fue establecido por el Papa Benedicto en 2011 para posibilitar la entrada de los anglicanos que desearan entrar en plena comunión con la Iglesia católica trayendo consigo mucho de la herencia y tradiciones  del anglicanismo. El Papa Benedicto los describió como "tesoros para ser compartidos". En el día de la exploración, cada uno de los aproximadamente 40 grupos del Ordinariato de todo el páis llevarán a cabo un evento diferente, con la temática común de la visión de la unidad cristiana que está en el corazón del Ordinariato.
Me alegro de escuchar sobre las oraciones del Papa Francisco para el éxito de esta iniciativa para ayudar a los anglicanos a venir a la Iglesia católica.
Tal como Benedicto, Francisco.
Me alegro de escuchar sobre las oraciones del Papa Francisco para el éxito de esta iniciativa para ayudar a los anglicanos a venir a la Iglesia católica.
Tal como Benedicto, Francisco.

20 de julio de 2014

De iglesias protestantes e iglesias católicas

A más de uno le habrá llamado la atención ver cómo la arquitectura y decoración de muchas iglesias protestantes parecen más católicas que muchas iglesias católicas de hoy en día. Por supuesto, el caso es más dramático es el de las viejas iglesias católicas que tras el Concilio Vaticano II parecen protestantizadas.

Algunas imágenes ilustrativas para constatar lo uno y lo otro:

Iglesias anglicanas



Iglesia episcopaliana


Iglesia presbiteriana


Iglesia metodista


Iglesias congregacionalistas.



Iglesias luteranas



Iglesia evangélica luterana


Iglesias unionistas




¿Qué pasó con nuestras iglesias católicas... ?

Algunos compositores religiosos contemporáneos


Finalmente, después de trabajar en este breve pero sustancioso post durante varios días, les presento una grupito de compositores (y algún intérprete) de música religiosa. Personalmente la música sacra y religiosa en general me ayudan mucho para rezar, para meditar misterios de la fe o simplemente reflexionar, y en algunos casos incluso para huir de las tentaciones. La música que les dejo aquí es muy especial. Espero que lo disfruten, y lo más importante, que les permita abrir un poco el corazón a Dios.

Por estos días es muy común escuchar críticas acerca de la decadencia de la música religiosa. Sin embargo yo les propongo algunos compositores contemporáneos con obras sumamente bellas y profundas; que conmueven el espíritu y nos muestran el camino para abrir el corazón a Dios. Aclaro que, salvo uno, los demás han compuesto música religiosa (y no litúrgica), esto es, obras sobre un tema religioso.

Algunas de mis recomendaciones son:


El terciario dominico escocés James MacMillan. En su famoso Tu es Petrus, por ejemplo,--ejecutado como introito en la Misa papal en la catedral de Westminster-- combina un canto gregoriano primitivo con música sinfónica contemporánea. Otras obras, como MagnificatData est mihi omnis potestasSeven Last Words from the Cross, MiserereChristus Vincit tienen un estilo menos arriesgado.


El profundo estonio Arvo Pärt. Es el mayor exponente del llamado "minimalismo sacro". Entre sus obras más famosas están Summa, Magníficat, The Beatitudes, Triodion, Trisagion y varias más. Tiene obras profanas muy bien sonantes también.


El ruso Vladimir Martynov. Con composiciones como The BeatitudesApocalypse, Lamentations of Jeremiah, Magnificat, Stabat Mater y Requiem, entre otros.


El polaco Henryk Górecki, también perteneciente a la corriente del minimalismo sacro. Entre sus composiciones sacras se encuentran Totus Tuus (op. 60), Beatus Vir, Miserere, etc.


El británico John Tavener, del mismo movimiento musical. Entre sus obras se cuentan Hymn to the Mother of GodThe Lament of the Mother of God, Funeral CanticleMother and Child y numerosas obras más.


Yendo a otro tipo de música, la serbia Divna Ljubojevic, que interpreta himnos litúrgicos (en griego), como cantos religiosos en eslavo y en lengua vernácula. Parte de su obra es: Agni PartheneAxion estin (+Kyrie eleison), Hristos AnestiBlagosloven jesi GospodeVeliko slavosloveDefte Lai y varias más.

Espero que hayan disfrutado de esta buena música (en su mejor sentido). Pronto, si Dios quiere, mencionaré a algunos más.

19 de julio de 2014

Entrevista a Philip Gröning (El Gran Silencio)

Transcribo a continuación una entrevista a Philip Gröning que encontré en la web. Ignoro la fuente.

ENTREVISTA A PHILIP GRÖNING


Guionista, productor y director de "El gran silencio"

¿Qué fue lo que lo llevó a hacer una película sobre un monasterio cartujo?¿Cual fue su motivación original?
Al principio la idea no era rodar una película sobre la vida en un monasterio sino sobre el tiempo. Fue después cuando vino la idea del monasterio. Entre todas las órdenes con voto de silencio los cartujos me parecieron los más interesantes ya que cada uno se dedicaba a sí mismo. Viven en pequeñas celdas con camas de paja y todo lo que tienen como estufa es una pequeña lata; en el momento que te alejas de la lata te congelas. Por otro lado, hay una vida en comunidad muy intensa y estable. Cada día está tan bien estructurado que apenas quedan un par de horas para uno mismo. Se reza hasta por la noche. Es como la vida de un ermitaño pero en una gran comunidad.
¿Cómo se convirtió la idea de una película sobre el tiempo en una película sobre silencio?
Una película se basa en el lenguaje y el lenguaje se basa en el tiempo. Creo que la experiencia más profunda que un espectador puede tener al ver la película es tener la sensación de tiempo. Normalmente esta experiencia está enmascarada por la historia. En una película sobre silencio, experimentar el tiempo es algo que queda en la superficie. Nada se aleja de ese silencio. Y esto está directamente conectado con la forma en que los monjes viven, en una estructura absolutamente temporal que desaparece cuando hay que hacer algo.
Su película trata el tiempo en dos niveles diferentes: nosotros los espectadores tenemos un sentido real del tiempo pero también experimentamos el paso de las estaciones.
Alguien que vive siempre en el mismo lugar y cuyos días son siempre iguales experimentará obviamente las estaciones mucho más intensamente. Imagínate que pasas toda tu vida mirando por la misma ventana a un determinado jardín o a una determinada montaña. En este caso la transformación de la naturaleza y del tiempo tendrá un significado completamente diferente.
Para los cartujos no sólo el tiempo sino también el valor del trabajo y de los objetos parecen totalmente diferentes.
Los cartujos viven en la pobreza absoluta, pero son conscientes de su pobreza. Por ejemplo, el sastre guarda cada botón y cada trozo de tela. Cuando un monje muere los botones se reutilizan. En la película hay una escena en la que vemos la colección de botones en el taller del sastre. También hay cajas de hilos e incluso cada uno de los pequeños trozos de los hábitos de los monjes son reciclados. Si se observa de cerca los hábitos se puede ver que están hechos de pequeños trozos cosidos. Básicamente nunca se tira nada. Y todo el dinero que a finales de año no se ha gastado se dona. Así que nunca tienen dinero de sobra.
¿Es eso una filosofía?
Sí, recuerdo que una vez tiré algo, no recuerdo qué. El sastre inmediatamente vino a buscarme y me preguntó que por qué había hecho eso. Me decía que si no respetaba el simple hecho de que alguien lo hubiera hecho a mano. Me preguntaba que por qué pensaba que no tenía ningún valor. En realidad no tenía nada que ver con el ahorro sino con el cuidado. Aquí se cuida todo mucho: las cosas, el tiempo, el alma, a uno mismo.
¿Hay alguna libertad individual en el monasterio?
¡Claro que sí! Conocí gente muy enérgica allí. En comparación con otros monjes como por ejemplo los cistercienses, que también tienen voto de silencio, los cartujos viven cada uno individualmente. Esta individualidad encuentra su máxima expresión en las celdas; se puede ver como Benjamín, el monje africano, ha juntado muchas cosas en tan sólo seis meses. Sin embargo, Francis vive en una celda prácticamente vacía después de siete años.
Durante el rodaje viviste como uno de los monjes. ¿Es porque no hubiera sido posible rodar la película de ninguna otra manera o fue una decisión personal para experimentar por usted mismo el estilo de vida de estos monjes?
Quise hacerlo así porque esa era la forma de saber qué era lo que realmente esa gente hacía. Si vas allí una semana y te alojas en el hotel que está al lado, no puedes capturar este ritmo de vida y por supuesto tampoco el ritmo que una película sobre este tema debería tener. Viviendo allí varios meses pude integrarme en el ritmo de trabajo de los monjes. Hice todo yo sólo: la cámara, la grabación de sonido, transportar los 20 kilos que pesaba el equipo. A menudo tenía la sensación de que no lo conseguiría, hasta que descubría otra cosa que me fascinaba.. Por las noches estaba agotado e incluso tengo que admitir que me saltaba las oraciones nocturnas en un par de ocasiones.
Pero al fin y al cabo estabas allí todas las noches.
Sí, los monjes cartujos no duermen ninguna noche de tirón en toda su vida. Tres horas de sueño van seguidas de dos o tres horas de oración y después a dormir otras tres horas. Nunca están verdaderamente relajados sino que siempre están concentrados. Los monjes cartujos tampoco tienen vacaciones. Ni tiempo libre. El intervalo de tiempo más largo en el que están desarrollando una actividad es la oración nocturna. Después vienen los 45 minutos de por la mañana o los 30 de por la tarde que dedican a la vida en común, junto con las oraciones que cada uno reza en su celda siete veces al día. Además, cada uno de los monjes tiene que lavarse su ropa, su plato, trabajar en el jardín, cortar madera, leer libros y cantar en el coro del monasterio. No hay otra cosa más que el tiempo para uno mismo. En el momento en que empezaba a sentir un poco de paz, sonaba una campana y había que empezar a hacer otra cosa.
¿Cuánto material tenía al final?
Unas 120 horas. Rodaba una cinta al día, es decir unos 49 minutos. Seguía a los monjes en su día a día pero a la vez participaba en ella ya que me lavaba mi ropa, trabajaba en el jardín, y hacía otras actividades. Al final solo me quedaban dos o tres horas para mi película. Además, intentaba no repetir ninguna de las tomas. Si alguna escena era buena no la grababa otra vez sino que todos mis esfuerzos los dedicaba a intentar evitar los clichés y no grabar el tipo de escenas que se esperan de lo que es la vida en un monasterio.
¿Como se comunicaban en el monasterio si todo el mundo estaba en silencio?
En la película se ve cómo se dejan mensajes unos a otros en los cajetines de la antesala. Por ejemplo, había un monje que estaba explícitamente en contra de que yo estuviera allí rodando. En este caso yo insistí en contactar con él antes de empezar por si se oponía a mi proyecto tanto que decidiera abandonar el monasterio durante mi estancia allí, porque en ese caso no haría la película. Así que le dejé notas en las que le explicaba donde y a qué hora grabaría al día siguiente para ver si así lo aceptaba. Las escenas con el jardinero o el sastre se organizaron de esta misma manera, escribiendo notas. Entre los cartujos hay otra regla que dice que puedes hablar si es necesario para tu trabajo. Y como la película era mi trabajo me pude permitir decir algo de vez en cuando.
Pero eso no es un voto de silencio absoluto.
Las reglas de los cartujos consisten en hablar lo menos posible. Hay ciertos lugares en los que uno nunca debe hablar: en la capilla, en la antesala, en los pasillos. Sin embargo hay otros lugares en los que gusta que la gente hable, como por ejemplo los paseos de los domingos. Pero ante todo uno debe mantener su soledad. Por ese motivo los talleres y las habitaciones son tan grandes. Si alguien está cortando verduras en la cocina, otro puede estar cortando también verduras apartado del primero de tal manera que prácticamente te olvidas de la presencia de la otra persona. Esto es también un claro mecanismo para hacer que sea más sencillo observar el silencio. En esta atmósfera intenté moverme lo más silencioso y despacio que pude. Al comenzar el rodaje, lo más difícil era el ruido que yo mismo hacía. En aquel silencio cualquier mínimo ruido parecía atroz. Hasta el simple roce de mi chaqueta me resultaba excesivamente ruidoso.
Era una maravillosa idea dramática acompañar a un novicio, a una persona nueva en la comunidad.
Pero fue por pura casualidad. Acababa de llegar. Sólo tenía un par de tomas de la arquitectura cuando me infomaron que a la mañana siguiente a las 9 llegaría una persona nueva y que sería esencial que lo grabara. Sentí que era demasiado pronto para mí y no confiaba en documentar algo tan íntimo como esto. Pero no sabía si podría tener alguna otra oportunidad…
¿Fue el único admitido en la Orden en todo este tiempo?
No, se admitieron cuatro personas en los cinco meses que estuve allí pero no todos se quedaron. Hay muchos que piensan que quieren ser monjes pero después se dan cuenta de que no es lo más adecuado para ellos. Me atrevería a decir que cerca del 80% de los novicios abandonan y del otro 20% algunos son expulsados por los mismos monjes.
¿No es terrible que te expulsen de un monasterio?
En la ceremonia de admisión se deja bien claro que todo el mundo está en su derecho de marcharse y que la comunidad también está en su derecho a expulsarte. Esto también es una protección para los postulantes: si los monjes claramente ven que el postulante no puede vivir en una orden tan estricta, se le expulsa. Al principio intenté convencer a los monjes que estaban en contra de mi película de que esto sería una publicidad para el monasterio. Pero esa idea es totalmente absurda para los cartujos. Nada puede ser peor que tener a un monje entrando en la orden y después, quizás tras 25 años, darse cuenta que esto no es el estilo de vida adecuado para él, porque entonces ¿qué hará? Además, nadie en la orden de los cartujos está preocupado por que la orden sobreviva. Existe desde hace casi mil años. Pero si Dios desea que se acabe mañana, así será.
¿Por qué te mostraste en contra de comentarios en off?
No puedes utilizar el lenguaje para describir un mundo que está por encima de él. Los monjes se esfuerzan por entender las cosas. Sólo puedo esperar que el espectador también experimente esto. Pero no funcionaría así si después de cada imagen se ofrecen explicaciones de todo lo que se ve. También tenía claro que esto iba a ser una película en la que se vieran y se escucharan las cosas de manera muy precisa. Cuando estás en un monasterio empiezas a oír las cosas de forma diferente y a ver las cosas también de manera diferente.
Como espectador uno a menudo no entiende de la manera adecuada lo que los monjes están haciendo.
No me importa. Mi película no tiene que dar respuesta a todas las preguntas. Si suscita el interés del espectador y luego van a Internet y hacen una búsqueda con eso es suficiente. Hoy en día estamos literalmente bombardeados de información. Lo que falta - y lo que uno debe descubrir en sí mismo – es el significado de las cosas. Mi película también quiere ser sobre el espectador, sobre sus percepciones, sus pensamientos, etc. También es una película sobre la contemplación. Piensa tan sólo una cosa. Los monjes pasan unos 65 años de media en el monasterio, 65 años en los que el ritual es el mismo día tras día. Yo no puedo explicar el significado de todo esto a ningún espectador. Creo que esta es la única manera de la que se podía hacer la película, sin dar ningún tipo de indicaciones al espectador. Simplemente se le deja libre.
¿Una libertad que los monjes también tienen? 
A los monjes se les da una cierta libertad a pesar de lo estricto de las reglas ya que hay que tener en cuenta que han perdido todo el control sobre sus vidas. Creemos que podemos dar forma a nuestras vidas por nosotros mismos y que esa será la única manera de encontrar la felicidad. Ese es el motivo por el que tanta gente tiene miedo a la vida. El monasterio es un lugar libre de miedos. Uno tiene la edad que Dios le dice que tiene.
En algunas escenas se aprecia algo casi infantil en los monjes.
Efectivamente. Por ejemplo, hay una escena en la que se deslizan por la montaña y se lanzan bolas de nieve unos a otros. Pero no debemos olvidar lo atléticos que son los monjes. Me ayudaron a subir todo el equipo a la montaña cuando yo no podía hacerlo. Incluso los que estaban en contra de la película participaron. Algo importante para mí era el contacto físico, porque, ¿dónde está el contacto físico en un monasterio? Después de todo es un componente importante de la vida de todo ser humano. Este es el motivo por el que las escenas en la barbería, cuando se cortan el pelo, era tan importante o el momento en el que al viejo monje le frotan el cuerpo con un ungüento.
¿Cúal es la posición actual de los cartujos?¿Cual es su influencia?
De nuevo son respuestas que se pueden obtener en muchos otros lugares. Yo no quise rodar una película sobre el monasterio sino una película sobre el hecho de ser un monje. Especialmente porque encuentro paralelismos con la vida de un artista y con mi día a día como director. Soy consciente de los muchos sacrificios que uno tiene que hacer por las cosas que quiere y como continuamente tienes que dejar de lado muchas otras cosas. En ambos mundos tratamos conceptos como la concentración, la percepción, el significado de lo que se hace…
¿Pueden o podrían los Cartujos ser artistas?
Por supuesto que sí. Uno de los monjes pinta, otro escribe poesía. Pero por encima de todo esto esta el concepto de humildad. Si uno de los monjes tiene tanto éxito que la atención que crea en los demás puede molestar a la comunidad en su día a día, el padre prior inmediatamente le pedirá que lo deje. Y el monje lo hará. Por tanto, una de las condiciones que me pusieron para rodar la película fue que yo podía participar en Festivales con ella pero nunca en competición.

"What That Church of England Vote is Really About…"

Traducimos a continuación el interesantísimo artículo del P. Longenecker sobre la reciente votación del Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra en favor de la ordenación episcopal de mujeres.


El P. Longenecker, primero evangélico, luego sacerdote anglicano, hoy sacerdote católico.

Sobre lo que realmente es ese voto de la Iglesia de Inglaterra... 

El Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra.
El lunes la Iglesia de Inglaterra no sólo votó ordenar a las mujeres como obispos. Los miembros del Sínodo General llevaron a cabo una decisión aún más histórica: decidieron de una vez y para siempre la verdadera naturaleza de la Iglesia de Inglaterra.
Luego de la Revolución Protestante del s. XVI fue muy claro en trescientos años que la Iglesia de Inglaterra era una Iglesia protestante. El sentimiento anti-católico volaba alto en la iglesia establecida y por trescientos años los católicos fueron una minoría perseguida. Sólo a partir de 1829, con el salvoconducto de la "Catholic Relief Act" ["Acta de Ayuda Católica" en castellano] los católicos pudieron comenzar a reclamar en Inglaterra por sus libertades.
El 14 de julio de 1833 John Keble pronunció su famoso sermón sobre la Apostasía Nacional, que es considerado por los historiadores como el comienzo del Movimiento Oxford. [Se puede leer el sermón aquí].En una de esas bellas coincidencias históricas (si se cree en esas cosas) el voto del Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra a favor de las mujeres obispo tomó lugar en el aniversario 181 del sermón de Keble.
El punto esencial del Movimiento Oxford -que vino sólo una década después de la emancipación católica- era que la Iglesia de Inglaterra no era esencialmente una Iglesia protestante sino la antigua Iglesia católica reformada. Los miembros del Movimiento Oxford fueron llamados tractarians tras la serie de folletos o tractos escritos y publicados por John Henry Newman y sus amigos. En tractos y sermones los tractarios trataron de volver a tejer en los trescientos años de Iglesia de Inglaterra protestante una nueva hebra católica. El éxito del movimiento anglo-católico fue un testimonio de su labor. No sólo en teología, sino en literatura y liturgia, en arte y arquitectura, en música y estudios académicos hubo un floreciente renacimiento de sentimiento y espiritualidad católicos. 
Fue, sin embargo, simplemente un disfraz anglicano adicional. Ya había dentro de la Iglesia de Inglaterra dos tejidos: la vieja religión protestante liberal que estaba firmemente ligada a los principios del Iluminismo, funcional al establishment político de clase alta educada y elitista. Era el metodismo del siglo XVIII injertado en el histórico liberalismo racionalista protestante en una nueva suerte de fervor evangélico, calvinista. Ahora, un siglo después de los Wesley (también surgidos de Oxford) los tractarios agregaban al tejido una "hebra" católica que vino a ser llamada anglo-catolicismo.
En los siguientes 180 años (1833-2014) los miembros de la Iglesia de Inglaterra pudieron perpetuar el mito tractario: la invención decimonónica de que la Iglesia de Inglaterra era en realidad la antigua Iglesia católica en Inglaterra pero debidamente reformada. Esta idea de la Iglesia anglicana como la Iglesia católica reformada en Inglaterra parecía suficientemente creíble. Después de todo, la Iglesia de Inglaterra ocupó todas las antiguas parroquias, catedrales y universidades católicas del país. Al fondo de la iglesia de pueblo donde fui vicario uno podía ver el rastro de todos los titulares a través de los siglos, desde el primer registro en el siglo XI hasta el día de hoy. La Iglesia de Inglaterra había ocupado los antiguos edificios y con el movimiento anglo-católico el clero ya lucía católico. Luego del triunfo de los tractarios, un número creciente del clero comenzó a usar ornamentos católicos, encendió velas, usó incienso, estudió a los Padres de la Iglesia, instaló imágenes en sus iglesias y le hicieron lugar a la Virgen María. Al final de la Segunda Guerra Mundial los anglo-católicos gozaban de una oleada de popularidad por su dedicación a los pobres de las ciudades. Con los cambios litúrgicos de los años '60, la Eucaristía -que en muchos lugares se celebrarla sólo mensualmente- vino a ser la forma de culto principal de la semana. La nueva liturgia anglicana se asemejaba a la nueva versión católica. Los arzobispos Fisher y Ramsey se entrevistaron con el Papa y comenzaron los encuentros ecuménicos. Incluso parecía que la antigua pero reformada Iglesia católica en Inglaterra se re-uniría con su iglesia madre.
Así podría haber sido, si la Iglesia de Inglaterra hubiera continuado en esa trayectoria.
En retrospectiva, vemos que la batalla real en la Iglesia de Inglaterra ha sido con sus principios fundacionales. Fue fundada en la Revolución Protestante en un principio esencialmente liberal: que la situación y circunstancias de la cultura presente determinan la identidad y misión de la iglesia. Ésta era ahora y ha sido siempre la Iglesia de INGLATERRA. Por lo tanto, las circunstancias, personalidades y factores culturales determinan por qué camino debe ir. Como la sociedad se tornó crecientemente secular, liberal y antipátíca a la cosmovisión católica, la tendencia católica en la Iglesia de Inglaterra no pudo sobrevivir.
Desde las primeras conversaciones sobre la posibilidad de la ordenación de mujeres, las autoridades ortodoxas y católicas recordaron a los líderes de la Iglesia de Inglaterra que tal decisión no sería católica y apostólica. La Iglesia de Inglaterra comenzó a entender gradualmente que no era una Iglesia católica histórica, y mediante su voto informó a los católicos y ortodoxos de su decisión. Éstos deberían entender que la mayoría de los anglicanos (por razones muy diferentes) no se han considerado católicos nunca. Su actitud se resumió para mí en una discusión con una seminarista anglicana a mediados de los '80. Cuando puntualicé que la ordenación de mujeres era un obstáculo para la unidad con la Iglesia católica, ella elevó el tono y protestó: "¡No lo captas! No soy católica y no quiero serlo. No me importa nada la así llamada unidad con la Iglesia católica. ¡Eso no es algo que quiera, en absoluto!".
Ella manifestó los verdaderos deseos no sólo de la mayoría del clero anglicano sino de la mayoría de los anglicanos de parroquia. El movimiento ecuménico, para la mayoría de ellos, nunca ha sido más que la linda idea de cantar ocasionalmente un himno con las otras iglesias y de quizás llevar  adelante juntos un comedor de beneficencia. La idea de ser "católicos romanos" era aborrecible para la mayoría de los anglicanos, dado que la mayoría de quienes lo consideraron estaban convencidos por el mito tractario de que ya eran católicos... sólo que no católicos romanos.
Por lo tanto el voto del lunes del Sínodo General no era realmente sobre mujeres obispo. Era la Iglesia de Inglaterra ratificando su carácter original: ser la Iglesia de Inglaterra y hacer lo que Inglaterra quiere. El voto significó la propia identificación de la Iglesia de Inglaterra -clara e inconfundiblemente- como una secta cristiana protestante progresista, junto con los episcopalianos y luteranos. El voto del lunes concluyó el interesante capítulo de la historia anglicana llamado "El movimiento anglo-católico". El voto del lunes fue un claro repudio a cualquier semblanza de auténtico catolicismo y una confirmación de los principios del Protestantismo.
¿Esto significa que el ecumenismo con los anglicanos terminó? En absoluto. Las conversaciones ecuménicas continúan. Es sólo que ahora todo el mundo debería tener más en claro la identidad de nuestros compañeros ecuménicos.

El Papa Benedicto, en la celebración ecuménica de Vísperas en la abadía de Westminster,
portando la estola del Papa León XIII, autor de Apostolicae Curae (1896).
Este documento decretó la nulidad de las consagraciones anglicanas.
Visita Apostólica a Inglaterra, 17 de septiembre de 2010.


1 de julio de 2014

Nestorianismo en el Sagrado Corazón


Hace algunos días encontré  en un sitio de noticias ortodoxo el extracto de un texto escrito por un tal "Hieromonje Gorazd". 
*Aparentemente sus escritos aparecen en una obra llamada "El Vaticano y Rusia, y Visiones fuera de la Iglesia: una mirada a las tendencias espirituales y políticas en el catolicismo romano".

El extracto era citado a propósito de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. En el mismo, se lee:
"Sería difícil acusar al catolicismo romano de negar la divinidad de Cristo, a pesar de que se han separado de la totalidad de Cristo, enfatizando su naturaleza humana como una devoción separada, a veces de forma crudamente biológica.
"Esto viola un principio central de los Concilios, que la devoción debería ser dada a la devoción de Cristo, y no a una de sus naturalezas, o partes de su cuerpo. Así, fragmentando la totalidad del Hijo de Dios, desarrollan la tendencia nestorianista."
Así pues, tal como lo leen ustedes, los "ortodoxos" acusan a la devoción del Sagrado Corazón de Jesús de herejía nestoriana. La literalidad del "análisis teológico" espanta.
No es demasiado llamativo el hecho de que el artículo haya sido publicado en la categoría Papismo de un sitio llamado "Cristo es ortodoxo", ni que afirmen que "los latinos no están bautizados porque no realizan las tres inmersiones y emersiones, según la tradición apostólica" (sic).

Yo me pregunto con quiénes estamos haciendo "el buen ecumenismo". 
La mayoría de los medios de difusión  independientes ortodoxos nos tildan de herejes, desde Estados Unidos hasta Moscú (haciendo escala turística en Estambul).