28 de diciembre de 2010

Hábito talar sacerdotal

Ornamentos litúrgicos - II

Indumentaria clerical


"El hábito eclesiástico es un signo de consagración para uno mismo, nos recuerda lo que somos, recuerda al mundo la existencia de Dios, hace bien a los creyentes que se alegran de ver ministros sagrados en la calle, supone una mortificación en tiempo caluroso.
Bajo la sotana, el sacerdote viste como el común de los hombres. Pero revestido con su traje talar, su naturaleza humana queda cubierta por la consagración.
El que viste su hábito eclesiástico es como si dijera: el lote de mi heredad es el Señor.
El color negro recuerda a todos que el que lo lleva ha muerto al mundo. Todas las vanidades del siglo han muerto para ese ser humano que ya sólo ha de vivir de Dios. El color blanco del alzacuellos simboliza la pureza del alma. Conociendo el simbolismo de estos dos colores es una cosa muy bella que todas las vestiduras del sacerdote, incluso las de debajo de la sotana, sean de esos dos colores: blanca camisa y alzacuellos, negro jersey, pantalones, calcetines y zapatos.
El hábito eclesiástico también es signo de pobreza que nos evita pensar en las modas del mundo. Es como si dijéramos al mundo: Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre."

Con esta introducción comienzo el artículo, que esta vez comienza desde lo básico: el hábito talar. También hay algunos elementos particulares, abrigos, capas, etc. Luego explico algunas cosas del hábito coral, utilizado en las funciones litúrgicas.

Hábito talar


El hábito talar es la sotana (en el caso del sacerdote), la cual tiene diferentes cortes dependiendo el origen (hipana, galicana, germana, etc.), la congregación o sociedad sacerdotal de la que se sea miembro, etc.


Elementos que pueden estar presentes en el hábito talar sacerdotal:

-Esclavina o valona: manteo corto de verano que, a manera de amplia muceta abierta, llega hasta más allá del codo.


-Manteo o ferraiolo: capa de etiqueta y abrigo. De paño fino sin forro, ruedo de circunferencia completa, sin cuello ni gancho, atado con fiador de borlas o cintas de seda, con vistas de seda o satinadas.



-Manteo: capa de salida, prenda de etiqueta (no abrigo), que se coloca sobre la sotana. El color es negro para todo el clero, excepto en el caso papal.


-Pelerina: capa que llega hasta las rodillas, de paño grueso, cuello habitualmente de terciopelo. A veces con botonadura y aberturas laterales para pasar los brazos. Muy común en el clero francés.


Los clérigos pueden utilizar solideo negro en la cabeza, aunque no pueden utilizarlo con el hábito coral (como lo hacen abades o superiores religiosos).

Redentorista transaplino (Papa Stronsay) con solideo.




Hábito coral

Se llama así el conjunto de vestimentas que utilizan los sacerdotes, hermanos y clérigos en general para asistir al coro para participar de una ceremonia u oficio litúrgico.

Hábito coral de párroco, canónigo y maestro de ceremonias del Papa.

Sobrepelliz: La sobrepelliz es una vestidura eclesiástica de lino parecida al alba pero más corta y que se lleva sin ceñir al cuerpo. La sobrepelliz sirve para coral y para la administración de sacramentos desde el siglo XI. Esta se coloca sobre el hábito de los religiosos.

Su nombre tiene origen en los países del Norte de Europa en los que se llevó sobre los vestidos fabricados en piel. Su largura que al principio llegaba hasta los pies del oficiante, se fue acortando desde el siglo XIV y a lo largo del siglo XVII se redujo hasta poco más abajo de la cintura, acortándose las mangas y llenándose de rizos. Cuando éstas se suprimen, la sobrepelliz se convierte en colobium ogarnacha (derivando en roquete de sacristanes).


- Roquete: El roquete es una vestidura eclesiástica de lino parecida al alba pero más corta y que se lleva sin ceñir al cuerpo. Es similar al sobrepelliz pero con la diferencia de que las mangas son estrechas.

A la derecha, roquete con privilegio: manga corta.

El uso del roquete ha quedado desde el siglo XIII para los obispos y para algunos canónigos siendo el sobrepelliz propio de todos los clérigos. El roquete parece que ya se utilizaba en el siglo IX pero su nombre actual derivado del latín roccuso del alemán rock (hábito) no se comienza a usar hasta comienzos del siglo XIII. En el Siglo XX, el roquete es de uso común en las celebraciones litúrgicas en los ministros religiosos sean ordenados o estén en vías de serlo. Los obispos, presbíteros y diáconos los usan según del derecho.

-Muceta de párroco: Los curas párrocos españoles tienen el privilegio de usar muceta negra con forro morado sobre la sobrepelliz. Ésta es abierta, parecida a la esclavina.



-Muceta: es una prenda corta, que llega hasta los codos y con botones en la parte delantera. La usan los prelados encima del roquete.

Canónigos con muceta y birrete.

10 comentarios:

  1. Gracias por la información. Através de los signos y símbolos es como descubrimos el misterio de Dios.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cualquier sacerdote digno puede usar el solideo negro, o "la dignidad" mencionada es algo particular? Por favor, responder a este correo: jgutierrezfcuervo@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo clérigo (es decir, que haya recibido las órdenes menores) tiene derecho a utilizar solideo negro excepto en las celebraciones litúrgicas. En estos últimos casos solamente pueden tenerlo las autoridades eclesiásticas (abades, etc.).

      Eliminar
  3. Tengo entendido que la fotografía que ilustra el roquete es una sobrepelliz, ya que como usted lo menciona, en de mangas anchas, una verdadero roquete es como el que usa su santidad en las ultimas dos fotos, con manga estrecha. por cierto, esa sobrepelliz tiene un hermoso encaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene Ud. razón: ee trata efectivamente de una sobrepelliz. Le agradezco por señalarlo; lo reemplazaré a la brevedad.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Hay que aclarar con todo respeto, que un ferraiolo y un manteo no son la misma cosa, además que el autor de este magnífico artículo, hizo bien en las fotos que colocó como roquetes. Enhorabuena para tan buen trabajo y como recomendación sería colocar el resto de la indumentaria clerical con sus ejemplos, que bien nos van a los religiosos y a los laicos conocer y hacer uso en el caso de los primeros, de tan elegantes prendas.

    ResponderEliminar
  5. Con todo respeto, quisiera aclarar que un ferraiolo y un manteo no son la misma cosa. En el caso de los roquetes, las fotos son correctas. Mis felicitaciones al autor de este artículo y como sugerencia quisiera que colocara el resto de la indumentaria clerical para instruirnos más sobre este tema.

    ResponderEliminar
  6. Buen dia, soy sacerdote y mi nombre es carlos. Tengo una pregunta: Todos los maestro de ceremonias en la Catedral pueden utilizar sotana color violeta o el usarla de este color va unida a ser canónigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado p. Carlos: ruego me disculpe por atrasarme en publicar su pedido y en contestarlo. Le respondo con la opinión de personas versadas en el tema:

      MeloMartinez:
      El maestro de ceremonias del obispo usa sotana morada. Sigo pensando que sólo se aplica al maestro de ceremonias oficial (y otros más si los hubiere) al que se refiere claramente el texto de ceremonial del obispos, pero eso es harina de otro costal.
      PabloPomar:
      Es como le dice Melo, el maestro de ceremonias del obispo lleva sotana morada, independientemente de que sea monseñor o no lo sea. Melo aclara que la puede llevar de ese color el maestro oficial, el que siempre cumple esa función, no quien ocasionalmente la desempeña.

      Fuente: http://liturgia.mforos.com/

      Eliminar
  7. Siempre he querido hacer una pequeña pregunta.
    Los seminaristas pueden usar cleriman???
    Siempre me he hecho esa pregunta GRACIAS
    Correo: ccmc1207@gmail.com

    ResponderEliminar

Se agradecen los comentarios firmados. Los que ofendan la sensibilidad religiosa, las buenas costumbres o el buen gusto del administrador, quedarán en revisión.