6 de marzo de 2013

¿El Leccionario marca una ruptura?

Traduzco a continuación un artículo muy interesante del P. Ray Blake.

¿El Leccionario marca una ruptura?


"¿Hay realmente una división entre la teología expresada en las dos formas del rito romano? El Papa Benedicto lo habría negado.

En muchos sentidos hay tantas similitudes entre las dos cuando ambas son celebradas en latín, la lengua en la cual el Concilio Vaticano II esperaba que fuese celebrada la Misa (aunque recuérdese que hasta Trento el rito latino no era siempre en latín -el griego era usado en Atenas que era rito latino) y cuando es celebrada ad Orientem, como el Concilio y aún el Misal de Pablo VI espera (lo cual en algunas iglesias romanas nunca sucedió por el Confessio ante el altar), aparte de las oraciones al pie del altar, que sucede antes de cuando la Misa realmente comienza, visualmente sólo hay algunas sutiles diferencias. ¡No todos tenemos baile y globos en la Misa! De hecho bien podría decirse, como Pablo VI lo hace en el Prefacio a su Misal, que el Novus Ordo es en efecto un "desarrollo orgánico".

Entonces, ¿cuál es la mayor diferencia? Toqué este punto en mi último post y creo que es importante resaltar y pedoir comentarios; dije:
Celebrando la Misa tradicional cada domingo no puedo evitar sorprenderme de cuán seguido la Epístola se refiere a la malicia de la "fornicación", el "adulterio" y el domingo pasado, "pecado que no debería siquiera mencionarse entre ustedes". ¿Estos extractos aparecen raramente en el Leccionario de la FO [Forma Ordinaria], o es sólo mi falta de atención?
No es algo en lo que haya pensado mucho, y ciertamente no es algo que haya estudiado y realmente sólo es un pensamiento molesto. Ciertamente el Leccionario de la FO nos brinda una una selección de lecturas más amplia, incluyendo el Antiguo Testamento y extractos de los Evangelios que no sean solamente Mateo y trozos de Juan. En muchos sentidos el Leccionario moderno es superior como una presentación lógica y académica de la Escritura; el antiguo es obviamente inferior.

No sé muy bien cópmo surgió el Leccionario antiguo; presumiblemente, como la mayoría de las formas orgánicas, con un proceso de evolución y para responder necesidades pastorales, fue experimentado y evaluado en el crisol de la historia sagrada a lo largo de los siglos.

Lo que es más serio y digno de seria discusión es la ruptura que yo sugeriría ha introducido en nuevo Leccionario en la presentación de la imagen de Dios de la Iglesia. La imagen pre-conciliar de Dios es diferente de la imagen post-conciliar.
La Revelación es a la vez Escritura y Tradición. Es por medio de la Liturgia que se presenta la Revelación: ¿cambiando el Leccionario hemos roto con algo muy importante?"

2 comentarios:

  1. Ese último párrafo queda inacabado: suelta un picante y grueso tema y lo deja sin completar; pensé que apenas iniciaba lo bueno del artículo y vamos a ver que ahí termina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este artículo es una exposición más específica del post inmediatamente anterior y -creo yo- será pie para uno posterior, de acuerdo a los más que interesantes comentarios que el P. Blake ha recibido.

      Traduzco parte del post anterior:

      "Ches tiene un artículo muy interesante y reflexivo sobre el affair O'Brien [recuérdese el escándalo por el cual el Cardenal debió renunciar] poniendo en el contexto de un estudio sobre "culpa religiosa", sugiere que el problema es que la Iglesia ha fallado en enseñar sobre moralidad.[Párrafo citado en el artículo traducido]

      Mientras que Jesús le dice a Pedro que perdone, también le dice a los Apóstoles que 'prediquen el arrepentimiento', 'enseñar', 'enderezar a un hermano que yerra' y 'corregir error'; el perdón y la enseñanza parecen ir de la mano.
      Los Padres y los Santos también parecían ser para los estándares de violencia actuales, incluso abusivos en sus enseñanza de la fe, en su refutación de la herejía y su denuncia de conductas sacrílegas.

      Contra esto hemos instalado amor, pero entonces 'amor' parece haber sido transformado en algo desapasionado y reducido a una variación de la tolerancia. Haya habido una feminización o incluso una lavanderización, ciertamente es una des-Cristianización del 'amor'."

      Eliminar

Se agradecen los comentarios firmados. Los que ofendan la sensibilidad religiosa, las buenas costumbres o el buen gusto del administrador, quedarán en revisión.