10 de mayo de 2013

Visiones sobre la Comunión en la boca

María Simma era una austríaca que se le aparecían las benditas almas del purgatorio pidiéndole que rece por ellas y que se ofrezcan Misas. En una entrevista que le hicieron miren lo que dijo sobre la comunión en la mano:

María Simma


Un informe sobre la Sagrada Comunión dice lo siguiente:

El Papa da la Comunión de rodillas y en la boca y dijo que es la forma universal de Comulgar en la Iglesia Católica.

Preguntas a María Simma, alma víctima, a quien se aparecen las Benditas Almas del Purgatorio:

María ¿se le ha aparecido algún obispo?

Sí, varios ... El alemán y el italiano deben permanecer en el Purgatorio hasta el día en que la Comunión en la mano se prohíba en sus diócesis, y el norteamericano deberá permanecer en el purgatorio hasta el día en que la Comunión en la mano se prohíba en todos los EE. UU. y se reinstaure la comunión en la lengua... Con respecto al cardenal alemán, me contó el padre Matt que en el lecho de muerte expresó que había cometido un gran error al promover la Comunión en la mano.

Como siempre ocurre, nunca se publica esta clase de hechos, y por lo tanto se produjo el daño. Podemos aliviar a las almas de él, pero no podemos aún liberarlas de él...

"...¿Se encuentran en el infierno algunos cardenales y obispos que usted dice que promovieron la Comunión en la mano sin el consentimiento del Papa?

-Sí, algunos están en el Infierno, pero no puedo asegurar que se perdieron únicamente debido a eso. Sé que también se debió a otras cosas que se combinaron con esta..." .

"... ¿Hay sacerdotes en el Purgatorio?¿Qué es lo que los lleva con más frecuencia?

Sí, hay muchos sacerdotes en el Purgatorio. No sabría decirle el porcentaje exacto o el orden de frecuencia de ciertos pecados, pero lo que más rápido se me viene a la mente son faltas de obediencia al Santo Padre, faltas de amor hacia la santa misa, faltas de amor a la oración y el ayuno, no haber leído el breviario, y repito, la Comunión en la mano..." .

Las almas del Purgatorio me han dicho que ningún Papa hasta hoy ha apoyado personalmente este tema, pero que fue fomentado por un grupo de cardenales y obispos. Los sacerdotes y obispos más antiguos saben de esto, y la gran mayoría prácticamente no lo ha informado al público; y por lo tanto son ellos quienes cargan con la mayor responsabilidad. Todos los Papas, a su vez, sabían muy bien que la Comunión en la mano estaba en contra de la veneración del más Sagrado de los Sagrados, y nuestro Santo Padre actual no distribuye la Comunión en las manos de las personas.

"... Algunas personas dicen que puesto que Jesús repartió el pan de las manos de sus discípulos en la Última Cena, entonces es correcto que el sacerdote actúe igual hoy en día. ¿Qué podría decir usted al respecto?

-¡No es verdad! A Katharina Emmerich [Nota: Catarina Emmerich es beata] y a Teresa Neumann, probablemente las dos más grandes místicas alemanas que hayan existido, se les permitió a ambas ver la Última Cena; y en ambos casos Jesús repartió el pan consagrado en las bocas de sus apóstoles. Y por favor, comprenda ahora y confíe. ¡No soy la única que dice esto! Precisamente este tema, entre otros relacionados, se conversa hoy en día en los niveles más altos de la Iglesia, y sé que aquí también prevalecerá Jesús sin importar que tan caóticas deban volverse las cosas todavía..."

Otros fragmentos:

"... Conozco personalmente a una mujer muy buena y piadosa que también tenía problemas con este tema, y simplemente rezó y le pidió al mismo Jesús que le enviara una señal clara para poder aclarar finalmente el asunto. ¡Jesús así lo hizo! La próxima vez que fue a recibir la Comunión del sacerdote, como lo había hecho hasta ese entonces puso la Eucaristía en la palma de su mano. Tan pronto como la puso allí, la Hostia se elevó de su mano, subió y desapareció en el aire. Este pequeño milagro también fue presenciado por varios testigos..."

4 comentarios:

  1. [Parte 1/2]

    Sabes? A mi este tema me parece interesantísimo y no se suele tratar. Hay como cierto miedo, como si se tratara de fariseismo.
    Si me permites me gustaría compartir mi humilde opinión como laico. Ya no sólo en la boca, sino de rodillas.

    Por vicisitudes del pecado y de la vida, yo estuve toda mi adolescencia alejado del Señor. Si bien, Dios mantenía una luz en mi interior, yo vivía como actualmente viven muchos jóvenes. Una mezcla de mala formación religiosa, relativismo, comodidad, mentiras, dolor, oscuridad, desengaño, cinismo, resignación ante lo que yo creía la nausea de una nada ... en definitiva en pecado. Pero repito, aun así no estaba perdido del todo. Aun seguía rezando por las noches, más por costumbre y buscando tranquilidad, que por amor que brota y se eleva a Dios que me ama.

    Si digo todo esto es porque el Señor me fue ganando poco a poco en muchos detalles que no es conveniente que detalle. Pero volví a empezar de cero. Fui aprendiendo de nuevo, volví a ir a Misa pero sin comulgar. Leía, tenía sed. Era esa sed por conocer la fe muy agustiniana, pero a baja escala, a mi pobre medida.

    Descubrí en ese peregrinaje la importancia de la Eucaristía y me confesé y volví a comulgar. Lo cierto es que en todo ese momento no comulgué porque gracias a Dios, mantenía un respeto a la Eucaristía y sabía que no me podía acercar. En mi progreso, a menudo Dios iba dándome pistas.

    Llegadas a este punto, que necesitaba todo este largo preámbulo, fue cuando en un domingo cualquiera vi como una chica se arrodillaba a la hora de comulgar. Una chica normal, de unos treinta y pico años, no destacaba en nada fuera de lo normal, una chica cualquiera, no tenía un halo místico jaja. Pero eso me sorprendió muchísimo, me impactó. Desde luego cuando volví a comulgar, opté por comulgar en la boca por algunas lecturas, pero aun no sabía la profundidad de ese acto, cuando se me presentó eso.

    Desde luego una de las ventajas de mi conversión es que en muchísimos aspectos empecé de cero. Y guardaba esa capacidad de asombro tan importante para no dejarte llevar por juicios preconcebidos. Aunque no me acuerdo muy bien en este punto, fue lógico que buscara información en la red. Sí que recuerdo comentarlo con un sacerdote, el cual me dió luces como para que yo lo hiciera si yo quisiera. Lo que me convenció del todo es como Benedicto XVI, como Obispo de Roma, así lo impartía.

    Intuí en algunas Iglesias que había sacerdotes que no les gustaba del todo. Quizás con gestos, o quizás eran imaginaciones mías. Yo no quiero juzgar, si ellos no están de acuerdo por su mala formación, una formación demasiada progresista respecto a la Eucaristía es una pena la verdad.

    Yo siempre me he preguntado una cosa. Si Dios, en persona, si Jesús, un día se apareciera en persona, acaso no te arrodillarías? Yo creo que sí. Sería un gesto que te saldría solo. Y entonces, por qué no arrodillarse ante la Eucaristía a la hora de comulgar? Estoy hablando de Misas no Tridentinas, claro está. Que en la mayoría de los casos no lo facilitan, como reclinatorios para comulgar.

    Alguien que se haya leído esto, pensará pero que dice este tipo, si el autor habla de comulgar en la boca, no en la boca y encima de rodillas! Porque en mi humilde opinión, y siempre y cuando se tenga un cuerpo sano y con la capacidad de arrodillarse (obviamente personas mayores o gente con lesiones, enfermedades físicas, etc no pueden) comulgar en la boca y de rodillas son dos gestos de adoración y reflejo externo y corporal del misterio de la Eucaristía.

    Creo que en mis lentos avances en la fe, no es tan importante comprender algo sino llegar a interiorizarlo.

    ResponderEliminar
  2. [Parte 2/2]

    Que traspase eso que has entendido lógicamente tu piel y llegue a tu corazón. Nosotros como católicos, como cristianos, sin la Eucaristía no somos nada. Quizás puede sonar muy radical, pero es así. Me consta que algunos critican que el hecho de Comulgar lo toman como un ritual. Ese domingo ya han cumplido, y luego pueden seguir con sus vidas... Es cierto que eso pasa, algunos caen en el ritualismo.

    Al hilo de este post y para demostrar que con Jesús Eucaristía puede vencer al hombre viejo, es la beata Teresa de Calcuta. Si no hubo un santo igual, es cierto también que todos tuvieron una estrecha relación con la Eucaristía, todos..Pues la beata Teresa de Calcuta de dónde sacaba esa fuerza, ese amor, esa caridad tan pura y refinada? pues de la Eucaristía!! siempre defendió que"el peor mal de nuestro tiempo es la Comunión en la mano."

    Con el tiempo, Dios me descubrió la Adoración Nocturna y como escuela de amor y humildad, me va enseñando poco a poco ese gran misterio que encierra la donación de Dios en la Eucaristía.

    Siento haberme alargado más que el mismo post, pero es un tema importantísimo.

    Muchos dicen que la Eucaristía la reciben en la mano porque les da "asco" en la boca, como si intuyeran una cierta suciedad en unas manos consagradas... yo no lo entiendo. No es suficiente...

    En la mayoría de los casos no es maldad, sino una mezcla de falta de fe que está realmente Cristo e ignorancia.

    Hay una frase clave en tu artículo: "Sé que también se debió a otras cosas que se combinaron con esta." Tuvieron que ser cosas muy graves...

    Viva Jesús Sacramentado!

    (Siento todo este mensaje tan largo...)

    En Cristo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe: hermosas tus palabras, en verdad Dios me ha mostrado a travès de ellas el consuelo ante mis dudas. Bendito sea Jesus, presente el el Ssmo Sacramento del Altar!

      Eliminar
  3. Pues yo quisiera también relatar una experiencia.-
    Estuve por motivos laborales al sur de Perú y un día entre semana fui a mida y quise confesarme.
    Luego de hacerlo, había una misa de un grupo neocatecumenal, asi que estaba ahi como "colado".
    Al llegar el momento de la comunión, el sacerdote advirtió que pasaría por los asientos y repartiría la comunión a quien lo quisiera, en su sitio. Y en la mano y que él daría la indicación, al final del reparto, para q todos comulguen a la vez.
    Y así empezó a repartirla, cuando llegó a mi lado, abrí la boca y saqué la lengua para ahi recibirla. Me explicó nuevamente q la comunión será.... Así que para poder comulgar tuve que aceptarla en mi mano izquierda, con la palma abierta.
    Una vez regresó al altar, el sacerdote dijo que podíamos comulgar.
    Así que tomé con mis dedos de la mano derecha la hostia consagrada y me la llevé a mi boca.
    Pero....Me fijé que en mi palma izquierda habían residuos pequeños della eucaristía!!!
    No me quedó otra que pasar mi lengua por la plama y terminar de consumir esas partículas.
    Me quedé pensando en si los demás habrán hecho lo mismo?
    Unos meses después al retornar a mi hogar, estaban mis 2 mayores hijos preparándose para hacer su primera comunión.
    Cierto fin de semana los catequistas anunciaron que habían acordado con el párroco que para q esa 1ra comunión sea una gran experiencia inolvidable para los chicos, se les daría la comunión en la mano...(!!!)
    así que me fui cierto día a hablar con el párroco....Empecé relatándole la experiencia en el sur y de mi desazón con ese tema. Y que quizá los chicos no tengan el suficiente cuidado y delicadeza si cosa similar ocurriese.
    Se quedó pensando y me contó que el año pasado habían hecho eso y que a uno de los chicos se le ocurrió llevarse la comunión en el bolsillo a su casa (!)...Así que concluyó asegurándome que la 1ra comunión no sería de obligación recibirla en la mano....
    Llegó el día de la Primera Comunión de mis dos hijos.
    Llegamos temprano y la Iglesia aun no abría sus puertas.
    Fui con mi esposa y mi tercer hijo esperando ocupar un buen sitio para tomar alguna foto.
    la parroquia había deteterminado que solo los niños deque harían la primera comunión estarían ocupando los primeros asientos, solos. Atrás estarán todos los familiares, tras unas bancas q hacían de papel divisorio de la iglesia.
    De ese modo no habrían las dictracciones ni el desorden de los familiares por tomar las fotos de la comunión, etc.
    Antes de abrir la parroquia, una catequista nos vió y nos dijo: "Debe haber una pareja de esposos en representación de los padres para que lean las oraciones durante la misa..así que ustedes dos y su menor hijo, pasen a la primera banca con los demás niños"....
    Y mientras los demás padres se quedaron muy atrás, nosotros estabamos en sitio de honor.
    Al llegar la Comunión, (se me quedó grabado hasta el día de hoy: Ya son 7 años que ha sucedido esto) VI CÓMO LOS NIÑOS SE ACERCABAN A COMULGAR CON LAS MANITAS JUNTAS EN ACTITUD DE ORACION Y COMULGANDO EN LA BOCA.
    Le pude tomar fotos a mis hijos en exclusividad.
    Posteriormente me dí cuenta que el Señor me lo había agradecido con el detalle de la primera fila.

    ResponderEliminar

Se agradecen los comentarios firmados. Los que ofendan la sensibilidad religiosa, las buenas costumbres o el buen gusto del administrador, quedarán en revisión.