20 de junio de 2013

Wanderer el Ácido

Me gustaría hacer unas breves observaciones acerca del post sobre el Papa que hizo Wanderer. Lamentablemente, no puedo hacerlo muy extenso ni tan exhaustivo como quisiera por cuestiones de tiempo.
1. No quiere vestirse como papa. Alega humildad y problemas ortopédicos y, por ese motivo, rechaza revestir los ornamentos que todos los pontífices romanos, desde hace más de un milenio, utilizaban.
Me pregunto qué significa esto. Ante todo, es interesante hacer notar que el vestido no incluye propiamente los zapatos. Uno viste tal cosa y se calza con otra. El calzado no constituye un "ornamento"; ya hemos hablado largamente de ornamentos, y los mismos no incluyen calzado. Podríamos hablar de las cáligas pontificales, que sin duda no son exclusivamente papales (por lo tanto no abarcan el "vestirse como papa") y que no son utilizadas desde Pablo VI. Ergo, es una observación absurda; si es o no falsa modestia, no podemos saberlo con precisión.
2. No celebra los sagrados misterios como papa. La liturgia, desde tiempos inmemoriales, reservó para las celebraciones pontificias algunas particularidades que Bergoglio se niega a seguir. Por ejemplo, el canto.  Nadie le pide que cante un aria de ópera. Simplemente, que utilice el recto tono que siempre usaron los papas en sus celebraciones públicas.
Otra premisa ambigua. Además de que se le olvidaron un par de mayúsculas en la premisa, me permito hacerle una pequeña observación: hay que tener mucho cuidado cuando hablamos de usanzas "milenarias, inmemoriables, eternas", etc. El canto en la Misa obedece a su grado de solemnidad. Hoy en día el canto es algo optativo. Mi opinión es inútil en contraste con los libros. Ciertamente es muchísimo más bella la Misa cantada (sea en latín, eslavo antiguo, armenio o aramaico), pero eso no excluye la digna sacralidad de una Misa papal.
3. No vive donde siempre vivieron los papas. No me refiero, claro, al Palacio Apostólico Vaticano. Los papas antes vivían en el Quiriniale y, antes aún, en el Laterano. Pero vivían en una Casa Pontificia que estaba adaptada a las necesidades de un jefe de estado y pastor de la Iglesia Universal. Bergoglio prefiere vivir en un hotel, al que han debido clausurar una plata entera, y que ha generado graves problemas de seguridad. Ha dicho recientemente que la elección se debe a “problemas psiquiátricos” que le impedirían vivir en soledad, ya que necesita estar rodeado de gente. Suena bastante contradictorio sin embargo que, mientras era arzobispo de Buenos Aires, publicitó a los cuatro vientos que prefería vivir solo en un pequeño departamento, y ahora resulta que tiene ataques de pánico si se encuentra solo en el Palacio Apostólico.
La crítica se cae entonces por sí misma. El Papa vive donde le entra en gana; él es el Papa y decide dónde vive. Recordemos la frase "no hay que ser más papista que el Papa". Él ha dicho que quiere vivir allí porque está en más cercanía con sus colaboradores; la soledad le hace mal a cualquiera que no tenga vocación de solitario. Más si se tiene tanto poder como el que tiene un papa. Lo mejor es que se mantenga informado para tomar decisiones coherentes, para que no sea aislado por sus enemigos si quiere reformar la Iglesia, etc. No es lo mismo ser arzobispo que papa, no seamos ingenuos. No es lo mismo ser senador que presidente de la república.
4. No habla ni enseña como papa. No solamente ha causado un grave problema con su manía de predicar diariamente en su misa en Santa Marta sino que, más problemático aún, es lo que predica. No se trata de que vaya decir una herejía, ya que Bergoglio es mediocre pero no hereje. El problema es que dice barbaridades, vulgaridades y obviedades, tal como las diría un párroco rural. A éste se le puede perdonar. Solamente lo escucharon sus parroquianos. Pero que lo diga el papa es imperdonable porque lo escucha todo el mundo.
¿Tiene que hablar con la retórico y la gestualidad de Pío XII para ser papa? El Papa habla como quiere. Las maneras de hablar han variado en el devenir de los tiempos, lo mismo que las formas de dirigirse a una comunidad cristiana, a una Iglesia universal, etc. No podemos exigir una uniformidad en los papas sin consdierar los tiempos y las personalidades de cada uno.
Juan XXIII tiene una anécdota similar con la curiosa atención a un guardia suizo cansado. Recuerdo otras anécdotas de papas verdaderamente "rurales" que eran más simples y "vulgares" -en un sentido genuino, no grosero- que este Papa. No es escandaloso; más bien lo definiría como pintoresco.
Las enseñanzas del papa son bastante claras; no tienen la riqueza de Benedicto, el Papa Teólogo, pero son de doctrina muy clara y con mensajes directos y nada ambiguos. Hay una Encíclica en camino.
5. No tiene la discreción de papa. Y la prueba está en la filtración ocurrida la semana pasada luego de la reunión privada que mantuvo con el grupo hiper-progresista e impresentable de laConferencia Latinoamericana de Religiosos, lo que ha despertado un escándalo en varios niveles:
La "filtración" de la semana pasada demuestra dos cosas: 1) no es el Papa el que es indiscreto, sino los que están en su presencia. El Papa debe tener total libertad de hablar con sus religiosos de los temas que le entren en gana. De hecho es lo más sano. Ahora, si hay indiscretos en sus audiencias privadas, eso no puede prevenirse completamente. 2) se admitió oficialmente -al menos por los datos que nos llegan- la existencia del "lobby gay" en el Vaticano. Es importante y sano para la Iglesia de que esto sea totalmente público, por más que fuera un secreto a voces. Así que la supuesta indiscreción ha sido más que fructífera. De esto se habla en el "nivel 2".
Respecto del nivel 1: la observación que hace es ciertamente realista. No interesa tanto la cantidad sino la calidad de la oración. Recuerdo cuando se cuantificaba -y el papa se estará refiriendo implícitamente a esto, seguramente- la cantidad de cosas que se ganaban: signarse al pasar frente a una iglesia daba X días de indulgencia, rezar el Rosario, daba tantos otros días de indulgencia, y así cada devoción, hasta la más pequeña e ignota. Cuantificamos el Cielo, prácticamente cuantificamos la fe y la Gracia. No digo que esto haya sido exactamente así, o que fuera la idea. Simplemente muchos lo han tomado así, y no sin cierta razón. Por tanto comprendo que al Papa no le interese tanto cuántos han sido los Rosarios (como si fuera una oferta de cierta cantidad de cosas, ni más ni menos) sino con qué fe se ha pedido por él. La fe, por supuesto,  no es cuantificable.
6. Se rehúsa a hacer lo que debería ser el cometido más importante de su pontificado. En esto, todos están de acuerdo. Él mismo lo ha dicho en repetidas ocasiones. Muchos de los problemas de la Iglesia provienen de la Curia romana. Todos estuvieron de acuerdo en que el papa que sucediera a Benedicto XVI debería abocarse con urgencia a reformar la Curia. Pues bien, Bergoglio les ha dicho a estos famosos religiosos latinoamericanos que esa reforma no la va a hacer él “porque es muy desorganizado”. Sí señores. Parece increíble tamaña desfachatez por parte del Romano Pontífice. En resumidas cuentas, afirmar que es incapaz de hacer aquello para lo cual lo eligieron.
Evidentemente Wanderer quiere desoír lo que quiere el Papa. Él se admite a sí mismo incapaz de elaborar todo el proceso de la reforma. Ciertamente no está siendo llamado él mismo a hacerlo: sus colaboradores existen para hacerlo, bajo su guía. Es más, la comisión que tiene formada para esto, ahora tendrá un miembro más. Supongo que Wanderer sabe esto tanto como yo y todo el resto del mundo, y que ha hecho el comentario con cierta malicia.

Creo que por enumerar estas actitudes que son observadas dura y ácidamente no puede concluirse en que el Papa no lo es solamente por eso. Creo que los comentarios son gratuitos, parciales y ambiguos.

Y al que no le guste mi opinión, que escriba su propio artículo.

17 comentarios:

  1. Para mí es obvio que el Papa le dijo eso a los de la CLAR para que lo filtren. No fue un accidente. Tampoco tratemos al Papa de idiota, él sabía que algo tan importante iba a ser filtrado. Y se los dijo a propósito, para que se filtre.

    ResponderEliminar
  2. la verdad que no entindo a que va esta critica. tampoco entiendo cuando dice: "Creo que por enumerar estas actitudes que son observadas dura y ácidamente no puede concluirse en que el Papa no lo es solamente por eso."
    que quizo decir???
    cuando el wanderer dice que no quiere vestir como papa, no se refiere solemente a los zapatos, sino a otros ornamentos como son: la muceta, el añillo papal (lo usa cuando se le da la gana), etc.
    no puedo creer que le gusten las homilias de este papa. Ya me cance de oirlas. No dicen NADA!!!!!! Nombro el infierno un par de veces y ya quedan todos contentos. Hay por favor!! que faciles que son de convencer!! es POLITICA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le contesto con un "Wanderer dixit":
      "Yo critico de Francisco todas las cosas que usted leyó, pero jamás afirmaría que porque no usa zapatos rojos, no canta o cita al tango Cambalache no es papa. Son todas cosas que no me gustan, que creo que le hacen daño a la Iglesia, que van en contra de lo que hicieron los papas anteriores, pero convengamos que no está negando ninguna verdad de fe. Bergoglio no es hereje ni nunca dirá una herejía. Más aún, Bergoglio se está recostando sobre el grupo ratzingeriano de la Curia. Hará alguna chastrinada vulgar para complacer a los progres, como buen puntero peronista que es, pero no irá más allá."
      Ud. mismo puede ver claramente que esto es -me tomo una pequeña licencia poética- "tirar mierda al ventilador". Si le cansa oír las homilías del Papa, no las escuche, es simple; cuántos nos habremos levantado a tomar aire durante la homilía de algún curita con los cables pelados... Y si a Ud. le parece que la Iglesia se maneja en el marketing, problema suyo. A mí nadie necesita "convencerme" de nada... Excepto, mi confesor y Chávez reencarnado en el pajarito, claro. El Papa es quien es, y si es un franchute progre, un yanqui obeso, un turco insolado, me importa un bledo; eso lo resuelve con Dios luego.
      De la misma forma en que Ud. pregona la política del Papa en sus homilías, le aseguro que la muceta, roquete (el anillo sí lo usa), etc., son símbolos más que claros de la política que sostiene. Ahí lo ve: para el caso, TODO es política.
      AMÍN!!!!!!!!!!!! (como dicen los orientales).

      Eliminar
  3. "Y al que no le guste mi opinión, que escriba su propio artículo."

    Con esta frase se puede resumir todo el artículo. He perdido el tiempo al leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como habrá visto, es todo un arte lograr que la gente pierda el tiempo. Yo perdí mi tiempo leyendo la opinión infundamentada de Wanderer y la de alguno de sus trogloditas; ésta es la retribución justa.
      Saludos, y no olvide escribir su propio artículo, así algún otro pierde tiempo también.

      Eliminar
  4. Fidelidad a Cristo. Cristo nunca se equivoca. Y la Iglesia, que es su esposa, será conducida por Dios hacia donde Dios quiera.
    En lo particular, yo prefiero despreocuparme de lo que hace o no hace el Papa, para no "calentarme la cabeza" y perseverar en dar testimonio, a tiempo y destiempo, sin importar el Papa de turno.

    Saludos don Jerónimo.

    ResponderEliminar
  5. LA RESPUESTA ES SIMPLE... NO ES PAPA.. UN HEREJE NO PUEDE SERLO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La respuesta es mucho más simple: empieza con "rivo" y termina con "tril".
      Cuatro dosis diarias, una después de cada comida, y se cura (no estoy seguro de que sea totalmente eficaz en su caso, pero pruebe).
      Ésta es la razón por la cual sedevacantismo va perdiendo gente.

      Eliminar
    2. la verdad se mide por la cantidad de gente?...

      curiosa teoria la suya...

      Eliminar
    3. ¿Las herejías sí?
      Ante su duda le respondo con una dosis de "Catecismo dixit":

      "Todos los fieles tienen parte en la comprensión y en la transmisión de la verdad revelada. Han recibido la unción del Espíritu Santo que los instruye (cf. 1 Jn 2, 20-27) y los conduce a la verdad completa (cf. Jn 16, 13).

      "La totalidad de los fieles [...] no puede equivocarse en la fe. Se manifiesta esta propiedad suya, tan peculiar, en el sentido sobrenatural de la fe de todo el pueblo: cuando desde los obispos hasta el último de los laicos cristianos" muestran su consentimiento en cuestiones de fe y de moral» (LG 12).

      Será curiosa doctrina para algunos...

      Eliminar
  6. claro.. los fieles, los verdaderos fieles... nos que aceptan el conciliabulo no son fieles..

    ResponderEliminar
  7. que UD argumente con la heretica LG lo retrata completamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Publiqué estos dos comentarios para que los lectores sanos entiendan con qué clase de gente hay que lidiar -lamentablemente- en estos parajes.
      No creí que mi blog fuera a ser visitado por personajes como este. Normalmente no publicaría el comentario de alguien que tacha de herético a un Concilio de la Iglesia católica, pero creo que es sano ver cómo reacciona este gente.
      Si a alguien esto le produjera escándalo, me lo notifique y enseguida pasaré a eliminarlo. Mientras tanto quede la evidencia del delito a la vista de los verdaderos fieles.

      Eliminar
  8. en los actuales tiempos y para tu tipo de mentalidad decir la verdad es un "delito".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El punto no es ese, sino qué delito se justifica por "decir la verdad".
      No quisiera revolver el avispero, pero podríamos tomar como ejemplo los Decretos de Necesidad y Urgencia del Profeta Lefebvre.

      Eliminar
  9. Ud hablo de delito en su post anterior.

    Disculpeme, pero no conozco a ningun "profeta" Lefebvre (no UD. dice).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás equivoqué el término, y era delirio, no delito. Que para su caso, lo mismo da.
      Le comento que con Ud. (deduzco que es el mismo cobarde anónimo de los otros comentarios) ya he tenido suficiente paciencia. No se diga que no he refutado sus infundados comentarios. Pero le advierto que ya no tendré más clemencia con los cismáticos y los herejes; no sé si Ud. clasificará en alguna de las dos -o en las dos-, lo mismo me da.
      No pasaré más comentarios irrespetuosos, injuriosos o calumniadores dichos en nombre de la "verdad".
      Saludos a Ngo Dinh Thuc, a Dan Brown y a los muchachos de la Iglesia palmariana.

      Eliminar

Se agradecen los comentarios firmados. Los que ofendan la sensibilidad religiosa, las buenas costumbres o el buen gusto del administrador, quedarán en revisión.